Una fístula es la formación de un canal entre dos partes, pudiendo ser entre dos órganos, entre el intestino y otra estructura, entre dos vasos sanguíneos, entre una arteria y una vena, etc. En el caso de la fístula anal el punto de origen está en unas glándulas que están a la entrada del ano y desde aquí se forman uno o varios trayectos que van a la piel de alrededor del ano.

El cuadro clínico de este trastorno puede ser prácticamente asintomático, con molestias leves de tipo picor o escozor, o manifestarse como un dolor acompañado de un ligero sangrado y pequeñas cantidades de pus.

El tratamiento de la fístula anal es siempre quirúrgico. El Dr. Marqués tiene una amplia experiencia en el tratamiento de esta entidad así como en otros procesos anales benignos (hemorroides, fisuras, etc.). Además de la fístula anal común, existen otras  más específicas relacionadas con la Enfermedad Inflamatoria Intestinal  (enfermedad de Crohn y Colitis Ulcerosa). Dependiendo de la localización y de la profundidad de la fístula, puede emplearse varias técnicas quirúrgicas como la fistulotomía, fistulectomía, colocación de sedales, colgajos de avance, etc. Para realizar estas técnicas puede emplearse el láser de CO2 con el que se obtiene una mayor precisión y cicatrización más rápida.

¿Deseas contactar con nosotros?

Si necesitas contactar con nosotros, puedes hacerlo usando los siguientes datos:


¿Dónde puedes encontrarnos?

Estaremos encantados de atenderte en la siguiente ubicación: