La hernia inguinal consiste en la salida de parte de las vísceras abdominales hacia el exterior a través de una apertura de la pared abdominal. Esta patología es muy frecuente entre los pacientes de nuestra clínica, y el doctor tiene gran experiencia en su tratamiento, el cual solo puede ser la cirugía.

Normalmente el interior del abdomen tiene cierta presión hacia las paredes en dirección al exterior, por lo que cualquier pequeña abertura puede ser aprovechada por las vísceras o el peritoneo para salir a través de ella. Esto puede ocasionar molestias y el paciente suele notar la presencia de un bulto en la región inguinal. Si se deja progresar, puede producirse falta de riego sanguíneo e infarto de la zona.

 Su diagnóstico es muy sencillo, ya que es suficiente con una buena exploración física, y muy raramente se requieren pruebas complementarias. La cirugía también es sencilla, si la hernia inguinal no es complicada, consistiendo en la reducción de la hernia y la colocación de una malla para mantener la reducción y evitar la recidiva. El pronóstico es muy bueno, ya que las complicaciones después del tratamiento son mínimas.

¿Deseas contactar con nosotros?

Si necesitas contactar con nosotros, puedes hacerlo usando los siguientes datos:


¿Dónde puedes encontrarnos?

Estaremos encantados de atenderte en la siguiente ubicación: